Homeopatía para la Próstata

La homeopatía es ahora tan asequible como eficaz con las fórmulas desarrolladas por el Dr. Barbara Hendel.
El Dr.  Barbara Hendel ha encontrado una fórmula homeopática  para mejorar la salud de la próstata con ingredientes que incluyen Aurum Metallicum y Sabal Serrulata para la urgencia de orinar, cuando existe dificultad o dolor al orinar, o cuando se presenta el flujo de orina débil o interrumpido. Estos obviamente son síntomas de una Hiperplasia Benigna  de Próstata.
Más de 20 años de práctica clínica han dado al Dr. Hendel el conocimiento y la experiencia para lograr ésta formulación homeopática.
Varios testimonios indican que en dos o tres días ha habido una mejora sustancial en el flujo urinario.

Producto Homeopatico Próstata

Entre los componentes de la fórmula homeopática están:

Aurum Metallicum es un medicamento homeopático preparado a partir del oro metálico y sirve para problemas cardiacos, depresivos e inflamatorios

Chimaphila Umbellata. Se conoce con el  nombre “hierba de orinar”; se debe al hecho de que la  Chimaphila Umbellata posee virtudes excepcionales en el tratamiento de los trastornos del sistema urinario.

Conium maculatum es un buen remedio que se prescribe en trastornos sexuales como impotencia, eyaculación precoz o en excesiva actividad sexual.

Hepar sulfuris calcareum es un remedio al que se recurre para prevenir y tratar algunas enfermedades inflamatorias e infecciosas agudas y crónicas.

Pareira Brava se prescribe en caso de cistitis agudas, cuando la micción es escasa o requiere realizar esfuerzo para orinar.

Sabal serrulata es el medicamento estrella para tratar el prostatismo. La Sabal Serrulata (nombre científico) proviene de la Palma Enana o Serenoa Repens.  El paciente tiene una micción difícil y dolorosa, la frecuencia de la micción aumenta por la noche. Tiene pérdida de líquido prostático e impotencia sexual.

Populus tremuloides 5CH es un medicamento que hace reaccionar las vías urinarias, muy eficaz en caso de cistitis con dolor durante la micción y retención urinaria.

La formula del dr. Hendel se llama Men´s Health Prostate

Vitamina D3 y Próstata

De los animales provienen las pocas fuentes significativas de vitamina D: Aceite de hígado de bacalao, huevos de pescados y algunas carnes de órganos. La vitamina D3 en realidad es una hormona que se produce cuando la piel se expone directamente a la luz solar. Ésta es la vitamina MÁS IMPORTANTE PARA LA SALUD DE LA PRÓSTATA y se puede tranquilamente decir, que para la salud en general. Hay cientos de estudios que demuestran la importancia de la vitamina D y su función en la próstata.

Un estudio en especí­fico de la Universidad de Stanford, el cual trata a hombres con cáncer de próstata con solamente una terapia de suplementos de vitamina D3, encontró resultados impresionantemente halagadores.

En otro estudio reciente del 23 de marzo de 2015, la Universidad de Medicina de Carolina del Sur en Estados Unidos reveló que tomar suplementos de vitamina D podría retrasar o incluso revertir el avance de los tumores de próstata menos agresivos o de grado bajo.

Los pacientes que tomaron vitamina D mostraron síntomas de mejorí­a en sus tumores de próstata.
Los tumores considerados agresivos requieren de extirpación quirúrgica de la glándula de la próstata o de tratamiento de radioterapia, mientras que algunos médicos, en canceres de próstata menos agresivos, prefieren mantenerlos en vigilancia mediante realización de biopsias semestrales o anuales, para ver si ha avanzado o no el cáncer, y actuar en consecuencia.

Vitamina d3 sol Sol con manos

Si no se toma sol al menos quince o veinte minutos, tres veces a la semana, es muy probable que sus niveles de vitamina D en el organismo sean bajos. El uso de bloqueadores solares obviamente hace que se presente más deficiencia de vitamina D.

Esta deficiencia le causará problemas osteomusculares, problemas cardiovasculares, depresión, cansancio y aumentará su riesgo de diabetes, entre otros.

Una solución es tomar SUPLEMENTOS DE VITAMINA D3

Los andrógenos

Los andrógenos (testosterona y hormonas vinculadas) se consideran, por muchos expertos, que juegan un rol permisivo en la HBP. Esto significa que los andrógenos tienen que estar presentes para que la HBP ocurra, pero no es necesariamente causa directa de la condición. Esto se corrobora en los hombres castrados que no desarrollan HBP cuando envejecen, es solo de intactos. Adicionalmente, la administración de exógenos de testosterona no se asocia con un incremento significativo en el riesgo de síntomas HBP. La dihidrotestosterona (DHT), un metabolito de la testosterona, es un crítico mediador del crecimiento prostático. La DHT es sintetizada en la próstata desde testosterona circulante por la acción de la enzima 5α-reductasa, tipo 2. Esta enzima se localiza principalmente en las células del estroma; esas células son el principal sitio de síntesis de DHT.

La DHT puede actuar en la liberación autocrina en las células del estroma o en la liberación paracrina por difusión en las cercanas células epiteliales. En ambos de esos tipos de células, el DHT enlaza los receptor de andrógenos nucleares y las señales de la transcripción genética del factor de crecimiento que son mitogénicos a las células del epitelio y del estroma. La DHT es 10 veces más potente que la testosterona debido a que se disocia del receptor androgénico más lentamente. La importancia del DHT en causar hiperplasia nodular se soporta por las observaciones clínicas en donde un inhibidor de la 5α-reductasa es dada a hombres con esta condición. La terapia con el inhibidor 5α-reductasa reduce marcadamente el contenido de DHT de la próstata y reduce el volumen prostático y, en muchos casos, los síntomas HBP.

Hay evidencia sobre crecimiento de que los estrógenos actúan en la etiología de la HBP; basado en que ella ocurre cuando el hombre generalmente tiene elevados niveles de estrógeno y relativamente reducidos los de testosterona libre, y cuando los tejidos prostáticos pasan a ser más sensibles a estrógenos y de menos respuesta a DHT. Las células tomadas de próstatas de sujetos que tienen HBP muestran que crecen en respuesta a niveles altos de estradiol y bajos niveles de andrógenos. Los estrógenos pueden dar células más susceptibles a la acción de DHT.

A nivel microscópico, la HBP puede verse en su vasta mayoría de hombres al envejecer, particularmente pasados los 70 años, en todo el mundo. Sin embargo, en las tasas clínicamente significativas, la HBP varía sintomatológica y dramáticamente dependiendo del estilo de vida. Los occidentales tienen mucha mayor incidencia de HBP sintomática que la de aquellos con un estilo de vida tradicional o rural. Esto se confirma por estudios en China mostrando a sujetos en áreas rurales con muy bajas tasas de HBP clínica BPH, mientras los de ciudad adoptando la vida europea tienen una virulenta incidencia de HBP, aunque manteniendo tasas bajas en relación a lo visto en Occidente.

Falta mucha investigación por hacer para clarificar completamente las causas de la HBP, pero lo que se ha determinado es que medicamentos naturales como los betasitosteroles, actuan de la misma forma que medicamentos alopáticos como el finasteride, por la inhibición de la 5 alfa reductasa que evita la conversión de testosterona en dihidrotestosterona.

Hiperplasia Benigna de Próstata

Desde los diez o doce años, la próstata experimenta un crecimiento debido a las hormonas sexuales y llega a pesar 15-20 gramos. A partir de los 35 años se inicia un crecimiento benigno en la zona de la próstata más cercana a la uretra o a la salida de la vejiga: este proceso se conoce como hiperplasia benigna de la próstata (HBP) o agrandamiento benigno de la próstata. Este agrandamiento puede obstruir el  flujo normal urinario, estrechando el paso de la orina a través del cuello de la vejiga y/o de la uretra prostática.

La HBP afecta aproximadamente al 50% de los hombres entre 50 y 60 años, llegando al 90% en hombres de 80 años, pero sólo el 30% presentan sí­ntomas importantes

Causas de la hiperplasia

    • Andrógenos: Las hormonas sexuales masculinas (testosterona y dihidrotestosterona) o andrógenos  son necesarias para desarrollar una agrandamiento de la próstata.
    • Factores familiares y genéticos: Los hombres tratados quirúrgicamente por HBP antes de los 60 años poseen un componente hereditario de un 50% . En cambio, solamente un 9% de los intervenidos después de los 60 años presentan este factor hereditario.

Qué factores de riesgo existen para la hiperplasia benigna de próstata?

Un consumo excesivo de grasas saturadas y proteinas de origen animal, la falta de ejercicio fí­sico y un consumo excesivo de alcohol (factores para desarrollar obesidad) están relacionados con un mayor riesgo de tener  hiperplasia benigna de próstata. Por ello, es recomendable aumentar el consumo frutas y verduras (dieta cardiosaludable), mantener un peso adecuado, practicar ejercicio físico, no fumar y consumir alcohol de forma moderada.

Qué riesgo existe de desarrollar un cancer

La HBP es un proceso benigno y no es causa de cáncer de próstata, aunque ambos procesos suelen coexistir. Es por ello que recomendamos realizar un estudio analí­tico en sangre para evaluar los niveles de antí­geno prostático especí­fico y asistir a consulta médica para efectuar un tacto rectal.

¿Cuando hay que tratar?

Sólo recomendamos el tratamiento en pacientes que presentan una sintomatologí­a acusada, alterando su calidad de vida (factores que se valoran en el cuestionario I-PSS), o en pacientes que presentan complicaciones como retención de orina, piedras en la vejiga, infecciones urinarias de repetición, sangre en la orina o, con mucha menor frecuencia, afectación de la función renal. Una próstata grande no indica, necesariamente, que se deba iniciar un tratamiento.

La elección del tratamiento adecuado, ya sea farmacológico o quirúrgico, dependerá de la severidad de los sí­ntomas que presenta el paciente. Así­, un diagnóstico precoz permitirá un tratamiento conservador mientras que un diagnóstico tardí­o, con sintomatología severa, suele requerir un tratamiento más agresivo.

¿Qué medicamentos se deben evitar cuando existe hiperplasia benigna de próstata?

Se deben evitar:

      • Antihistamí­nicos y antidepresivos tricí­clicos: disminuyen la fuerza de contracción del músculo vesical.
      • Descongestionantes (anticatarrales): aumentan la contracción de los músculos que rodean al cuello de la vejiga.
      • Diuréticos: aumentan la producción de orina.
      • Opiáceos: alteran los mecanismos neuromusculares de la micción

¿Cómo se trata?

Siempre que se presenten sí­ntomas de hiperplasia benigna de próstata es recomendable asistir al médico. Hay productos naturales para atenuar los sí­ntomas de hiperplasia de próstata que consiguen los mismos efectos que los productos alopáticos, pero ninguno de los dos sirven cuando hay una hiperplasia severa. Los productos naturales, en muchas ocasiones ayudan  a atenuar los síntomas y hay estudios demostrados sobre la eficacia de los betasitosteroles

Salud de la próstata con suplementos naturales