El Colesterol y la Próstata

Desde hace ya largo tiempo, se ha sugerido por investigadores, que los niveles altos de colesterol tienen una relación directa con la Hiperplasia Benigna de Próstata.

Según un estudio realizado en el Hospital Infantil de Boston y publicado en el Journal de Urología, un medicamento para bajar los niveles de colesterol reduce el agrandamiento de la próstata de los hámsters de igual forma que otro comúnmente usado para la condición de hiperplasia benigna de próstata (HPB).

“Desconocemos el modo de actuación, pero los resultados nos sugieren que al reducir los niveles de colesterol el medicamento tiene el potencial de reducir la HBP en hombres”, dice el autor principal Keith Solomon, PhD, un bioquímico, y miembro del departamento de Cirugía Ortopédica y Urología de los niños. “Esto nos conduce a la factibilidad de que otras terapias de reducción del colesterol, incluyendo el deporte y la dieta, puede prevenir la Hiperplasia Benigna de Próstata  en desarrollo.”

El estudio involucra colesterol circulante en la progresión de la enfermedad y sugiere una estrategia nueva para la prevención y el tratamiento. Los recientes hallazgos surgen a partir de experimentos con hámster sirios que padecen agrandamiento de la próstata de forma natural.

El medicamento probado se llama ezetimiba, aprobado por la FDA para bajar los niveles de LDL  El medicamento de comparación fue  el  finasteride una terapia estándar para el tratamiento de la Hiperplasia benigna de Próstata, que evita el agrandamiento de la próstata por inhibición de la formación de dihidrotestosterona, causante en parte del agrandamiento. El resultado fue que la Ezetimiba  fue tan efectiva para reducir el  agrandamiento de la próstata en los hámsters como el finasteride y  que suministrando los dos conjuntamente producían mejores efectos.

El potencial efecto terapéutico de reducir el colesterol en la próstata agrandada fue iniciado 40 años antes por el investigador Carl Schaffner, PhD, profesor emérito de la Universidad de Rutgers, quien informó de resultados similares en modelos preclínicos utilizando otro medicamento reductor de colesterol.

En otro estudio publicado en la edición de agosto de 2010 de The Journal of Urology, los investigadores de la Clínica Mayo analizaron a 2.447 hombres durante más de 15 años y determinaron que de los hombres que consumieron estatinas, los medicamentos más usados a nivel mundial para controlar los niveles de colesterol y triglicéridos, sólo el  6% recibió el diagnóstico de cáncer de próstata, mientras que aquellos que no tomaron estatinas tenían triplicada la posibilidad de desarrollar cáncer de próstata. El planteamiento, por tanto, es que el consumo de estatinas podría evitar el desarrollo de este tipo de cáncer.

Sabemos que una cosa es la Hiperplasia Benigna de Próstata y otra el cáncer de próstata, pero en los dos casos está involucrado el colesterol y parece ser que a mayores niveles de Colesterol,- suponemos que el LDL o colesterol “malo”,- mayor probabilidad de desarrollar una de las dos condiciones o las dos.

Es importante anotar que en el mercado hay medicamentos que tienen los dos principios activos, ezetimiba y una estatina, los cuales tienen mecanismos diferentes para el control del colesterol. Si esto ayuda con la hiperplasia, con la prevención del cáncer de próstata y por supuesto con la normalización de los niveles de colesterol estaríamos ante un compuesto verdaderamente útil para nuestro organismo.




 

 

Comments
  1. 1 año ago
    • 1 año ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *