La Prostatitis y los Probióticos

La prostatitis puede ser una condición dolorosa que dificulta la micción normal y la eyaculación. Aunque generalmente es causada por una infección de la próstata, muchos hombres no saben la causa que la produce. Hay estudios que han demostrado que el probiótico acidophilus puede ayudar a reducir el riesgo de prostatitis, y puede aliviar sus síntomas cuando se presenta.

Un sobrecrecimiento bacteriano en la próstata es la principal causa de la prostatitis bacteriana aguda, una forma común de prostatitis. Sin embargo, heridas alrededor de la próstata o problemas con el sistema nervioso también pueden conducir a la prostatitis, según la Clínica Mayo. Un mayor riesgo de prostatitis viene de relaciones sexuales sin protección, la ansiedad, la deshidratación, infecciones en la vejiga y daño en la zona alrededor de la próstata.

Acidophilus Probiotic
Los probióticos son formas de bacterias que se encuentran comúnmente en el interior del organismo. A diferencia de las bacterias dañinas como la E. Coli, los probióticos generalmente apoyan la buena salud. El Acidophilus – también conocido como Lactobacillus acidophilus – es un probiótico derivado de los productos lácteos fermentados. Aunque las bacterias acidophilus generalmente viven en el intestino, tienen una serie de beneficios para todo el organismo, incluyendo la salud de su próstata.

Conexión
Un artículo de revisión publicado en la edición del “World Journal of Urology” señala que el Lactobacillus acidophilus puede ayudar a reducir el riesgo y el tratamiento de la prostatitis. Los Lactobacillus acidophilus compiten con las bacterias dañinas que pueden conducir a la prostatitis. Los Lactobacillus acidophilus producen grandes cantidades de compuestos antibacterianos – actúan que se comportan como un antibiótico natural. Los Lactobacillus acidophilus también estimulan el sistema inmunológico, lo que puede ayudar a su cuerpo a combatir las bacterias que causan la prostatitis.

Consideraciones
Las fuentes dietéticas de acidophilus incluyen el yogur y el kéfir. También se consiguen suplementos en cápsulas. Aunque generalmente son muy seguros estos suplementos, en ciertas personas, los probióticos pueden causar un sistema inmunológico hiperactivo y causar problemas digestivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *