El Ciclismo Y La Próstata

Existen varios estudios que intentan determinar una  posible relación de enfermedad prostática o urológica con prácticas deportivas como montar en bicicleta  o montar a caballo. El 50% de los estudios indican que hay algunos deportes que sí tienen una relación, mayor o menor, con determinadas enfermedades del tracto urinario, aunque el otro 50% no encuentra ninguna.

La conclusión de estos estudios  es que para la condición prostática no es malo montar en bicicleta. Mas sin embargo, sí lo es para el síndrome congestivo pélvico, que se presenta en hombres entre los 30 y los 60 que se quejan de molestias en la zona del perineo, con  dificultad para orinar y para eyacular. Sólo para este síndrome sí es malo andar en bicicleta. Son más los beneficios de hacer deporte que los aspectos negativos

Lo que si es cierto es  que la práctica excesiva de la bicicleta puede afectar negativamente  la función sexual, por ser causa posible de  disfunción eréctil. Las últimas cifras hablan de un mayor predominio de ciclistas que padecen de disfunción eréctil, se asume que “4 de cada 100 ciclistas pueden sufrir esta disfunción frente al 1,1 de los que no lo hacen”.  Las principales hipótesis científicas sostienen que actualmente andar 30 minutos al día en bicicleta podría aumentar el riesgo de desarrollar disfunción eréctil o problemas perineales (síndrome congestivo pélvico).

Pero según una publicación de ‘Canadian Cycling’, con datos de recientes comunicaciones de la Asociación Americana de Urología (AUA), “la práctica del ciclismo no presenta un mayor riesgo que la práctica del atletismo, la natación u otros deportes”. La publicación resalta que “tanto el dolor como los trastornos inguinales, típicos de la práctica de ciclismo o de la equitación, no son evidencias absolutas de que estos síntomas deriven siempre en afecciones de mayor magnitud”.

“Según las conclusiones que publica la revista, en base a los últimos informes de la AUA, no hay un claro vínculo entre los que practican el ciclismo, muy al contrario, este deporte ofrece grandes beneficios por sus características de ejercicio cardiovascular, sin que debiéramos preocuparnos en exceso de otros efectos posteriores que afecten al tracto urinario”,

Con todo ello, se aconseja a los ciclistas para evitar molestias relacionadas;

Utilizar sillines anchos y de punta corta

Mantener el manubrio a una mayor altura

Evitar que la punta del sillín apunte hacia arriba

Realizar descansos intermitentes

Tratar de no apoyar demasiado la zona perineal sobre el sillín

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.