Qué Es La Cirugía De Próstata Por Láser?

La Hiperplasia Benigna de Próstata, en su etapa inicial e intermedia se puede tratar con productos naturales como los betasitosteroles, el saw palmetto, la ortiga, las semillas de calabaza. De igual forma con productos alfabloquedaores que permiten mejor flujo.

Pero cuando los síntomas de la hiperplasia benigna de prostata no mejoran con productos naturales o farmacológicos, es necesaria la reducción de la misma mediante intervención quirúrgica. Existen varias técnicas quirúrgicas convencionales, como la resección transuretral de próstata y la prostatectomía abierta; la operación de liberación uretral con sistema urolift, permite una cirugía ambulatoria pero sólo en próstatas de hasta un tamaño determinado; y las cirugías de próstata por láser, permiten cirugías mínimamente invasivas y una recuperación mucho más rápida gracias al poco sangrado.

No obstante que las cirugías para la hiperplasia benigna de próstata solucionan el problema de la obstrucción uretral, el uso de las técnicas láser proporciona una serie de ventajas asociadas a la recuperación, la reducción de complicaciones y la precisión con las que las cirugías tradicionales (RTU y Prostatectomía) no pueden competir. Mencionar que el caso de la cirugía de próstata con sistema urolift es un tipo de cirugía prostática diferente en el que no se dañan tejidos.

En la técnica láser, se introduce una pequeña fibra por el conducto de la orina (uretra) y a través de esta fibra se trasmite una energía láser de alta potencia que vaporiza selectivamente el tejido prostático de manera rápida y efectiva

En lo que respecta a la cirugía de próstata por láser, existen varios tipos, unos más antiguos y otros más modernos, los cuáles explicamos brevemente a continuación:

 Hay tres tipos de cirugías láser, el láser verde, el láser holmium y el láser de tulio

 

Láser Verde

El láser verde para la realización de cirugías prostáticas se empezó a utilizar a finales de los años 90 y se ha ido mejorando hasta la fecha. El principal uso del láser verde es para la realización de la fotovaporización prostática, que si bien permite la reducción del tamaño de la próstata, no permite la extracción de tejido prostático para biopsia. A esto hay que agregar que el tiempo requerido para la intervención es superior al de otros tipos de láser debido a las características físicas de éste.

De todas formas tiene ventajas con respecto a las técnicas convencionales de Resección Transuretral y prostatectomía ya que reduce el tiempo de permanencia en la clínica y el de recuperación, además de minimizar la posibilidad de que se produzcan complicaciones.

 

Láser Holmium

El láser holmium es posterior al láser verde y tiene como ventaja que permite al cirujano realizar técnicas como la enucleación, -que permite resultados parecidos a una prostatectomía radical pero con una cirugía de mínima invasión,- así como la vaporresección, en donde se puede obtener tejido prostático para biopsia. Por supuesto, también permite la realización de la fotovaporización de tejido prostático del mismo modo que los láser verde y tulio.

La capacidad del láser holmium permite al cirujano operar próstatas grandes, algo que con el láser verde no siempre es posible.

El láser holmium, al igual que el láser verde y el láser de tulio, tiene como ventajas una reducción de los tiempos de recuperación y una disminución de complicaciones al mínimo.

Láser de Tulio

El último y más avanzado láser para el tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata es el láser de tulio. Este láser permite al especialista en urología operar casi cualquier tamaño de además de reducir significativamente el tiempo de cirugía, hospitalización, sondaje y recuperación. También minimiza las complicaciones intraoperatorias y postoperatorias.

La cirugía de próstata por láser de tulio permite la realización de las técnicas de vaporización y vaporresección, esta última permitiendo la recuperación de tejido para biopsia. Además, la enucleación mencionada en el Holmium es posible también con el láser de tulio aunque estará sujeto al criterio del cirujano.

 

Riesgos de las cirugías

A pesar de que la cirugía prostática por láser permite la reducción al mínimo de las complicaciones, sobre todo con respecto a las cirugías tradicionales de próstata, y a sus múltiples ventajas, al igual que cualquier otra intervención quirúrgica existe la posibilidad de que se produzcan complicaciones y es importante conocerlas:

  • Poca o nula mejora de los síntomas:En una cirugía prostática, existe la posibilidad de que tras la cirugía no se mejoren los síntomas, aunque esto ocurre en muy pocas ocasiones y en casos de HBP graves.
  • Estenosis uretral:Esta complicación consiste en el estrechamiento de la uretra, por completo o sólo en una zona, tras la cirugía. Del mismo modo que el resto, en una cirugía prostática con láser es muy poco común.
  • Incontinencia urinaria:Aunque muy pocas veces ocurre en la cirugías con láser, pues es más bien  una complicación de las cirugías convencionales, durante la cirugía podría dañarse la salida de la vejiga y los músculos que la controlan provocando la incontinencia.
  • Perforación de vísceras (intestino, vejiga, recto…):Esto es muy poco probable y se debe más a una mala praxis del cirujano que a un problema asociado a la propia intervención.
  • Hemorragia: En el caso de las técnicas láser es prácticamente imposible gracias a las propiedades fotocoagulantes del láser que permiten la cauterización de los capilares venosos a medida que avanza el proceso.
  • Trombosis venosa:Se trata de una complicación asociada a la anestesia y al postoperatorio y se evita mediante fármacos y una serie de cuidados durante la hospitalización.
  • Eyaculación retrógrada:Se trata de una complicación común en cirugías prostáticas, ya que debido a la asociación de la próstata con la formación del semen es posible que a la hora de la eyaculación ésta se produzca hacia el interior de la vejiga en lugar de hacia el exterior. Esto no implica ningún problema para la salud o el disfrute sexual del paciente, ya que el paciente conservará el disfrute del orgasmo y el semen será expulsado durante la micción junto a la orina. La eyaculación retrógrada tras la cirugía prostática por láser es ligeramente menor a la de las cirugías convencionales.
  • Disfunción eréctil: Aunque posible, es prácticamente improbable la aparición de disfunción eréctil tras la cirugía prostática por láser. Para ello habría que dañar los músculos y nervios asociados y en cirugías de HBP de mínima invasión como las técnicas láser la precisión es muy alta.

 

Ventajas de la cirugía de próstata por láser

Como observamos anteriormente, las ventajas de las cirugías con laser están asociadas a la mejora y comodidad de los tiempos de recuperación y hospitalización, aunque también cabe destacar otros aspectos asociados a la seguridad de la intervención:

  • Cirugía más rápida: En este aspecto destaca principalmente el láser de tulio que permite realizar la cirugía en alrededor de 30-45 minutos, ligeramente inferior a la duración de la operación de láser holmium y bastante más que el caso del láser verde. Por otro lado, respecto a las cirugías prostáticas convencionales, la cirugía láser es mucho más rápida,
  • Menor sangrado intraoperatorio: Las propiedades del láser permiten un efecto hemostático (cauterización) en el tejido que se encuentra alrededor de la zona vaporizada, minimizando el sangrado al máximo y en consecuencia, el tiempo de hospitalización y recuperación.
  • Reducción de permanencia en la clínica: Ésta se ve reducida de los entre 3 y 6 días de la RTU a las 24 horas en la mayoría de casos de cirugía prostática por láser.
  • Mínimas complicaciones:La precisión que permiten estas técnicas mínimamente invasivas junto con las propiedades propias de cada láser permiten una cirugía con mínimas complicaciones.
  • Aconsejable en pacientes de mucha edad:Los pacientes que tienen problemas de corazón, edad avanzada o toman anticoagulante pueden someterse a una cirugía prostática con láser, algo no aconsejable en una operación convencional.

 

¿Cuál es la mejor cirugía de próstata  por láser?

En este caso, hay que decir que lo más importante siempre es el cirujano que realiza la intervención, ya que un especialista en cirugías convencionales, por ejemplo, con mucha experiencia y habilidad puede realizar una intervención perfecta y uno inexperto puede realizar una cirugía desastrosa con el láser.

La cirugía con láser de tulio tiene una serie de ventajas por encima del resto de tecnologías láser además de que se trata del láser más moderno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *