Betasitosterol Para La Próstata

El Betasitosterol es una sustancia muy valiosa, cuya función primordial es mantener la estructura y el adecuado funcionamiento de las membranas celulares de los vegetales de los cuales forma parte.A las plantas ricas en BetaSitosterol siempre se les ha atribuido una gran capacidad para aliviar los síntomas asociados a la hiperplasia benigna de próstata o agrandamiento de la próstata, Así, el Saw Palmetto (Serenoa Repens), las Semillas de Calabaza (Cucurbita Pepo) o el Anacardo (Anacardium Occidentale), plantas todas ellas ricas en Betasitosteroles, han sido utilizadas durante muchos años para tratar la inflamación y el agrandamiento de la próstata.

El pino americano (Pinus sylvestris) tiene una buena cantidad de este compuesto orgánico y se tiende cada vez más a obtener el BetaSitosterol puro a partir de dicha fuente, existiendo adicionalmente mucha literatura científica que avala su uso: International Journal of Immunopharmacology, 1996; The Lancet, 1995; European Journal of Drugs Metabolism, 1997;  European Patent EP 287.000, Minerva Urolo-gy, 1985; British Journal of Clinical Pharmacology, 1984; Medizinische Klinik, 1982; European Urology, 1992 y 1994, y Fortsher. Med., 1980.

Estudio sobre el BetaSitosterol

En un estudio publicado en una Edición Especial de LE Magazine (2005-2006) y realizado por los doctores Stephen B. Strum y Guillermo Faloon, se seleccionó doblemente al azar, para un estudio multicéntrico placebo-controlado, un grupo de 200 hombres que padecían de hiperplasia o agrandamiento benigno de la próstata.

La mitad del grupo recibió 180 mg de BetaSitosterol diario, (ahora la cantidad recomendada es de 300 mg), mientras que la otra mitad recibió solamente el placebo. Después de seis meses, el grupo que recibió el BetaSitosterol tuvo una mejoría en la Puntuación Internacional de Síntomas de la Próstata de la medida del Flujo de la Orina (Qmax), y de la Cantidad de Orina Residual en la vejiga (PVR). El grupo del BetaSitosterol demostró una disminución de 7.4 puntos en la Puntuación Internacional de Síntomas de la Próstata, comparada de una disminución de solo 2.1 puntos del grupo que recibió el placebo. Esto demuestra una mejora significativa de 3.5 puntos en los hombres que recibieron el BetaSitosterol.

La medida del flujo urinario aumentó , en los hombres que recibían el BetaSitosterol, en un promedio de 15.2 ml por segundo (desde 9.9 ml por segundo).

El flujo urinario mejoró casi un 35% en el grupo que recibió el BetaSitosterol, comparado a solamente con el 11% en el grupo que recibió el placebo.

Lo más notable fue que la orina residual en la vejiga disminuyó de 65.8 ml a 30.4 ml en los hombres que tomaron el BetaSitosterol. Una reducción de ¡casi el 54%!. En el grupo del placebo, la orina residual de la vejiga disminuyó tan solo de 64.8 ml a 54.3 ml, una reducción de solamente alrededor del 16%.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.