La Alimentación Para La Próstata

La alimentación es fundamental para evitar problemas de próstata, no solamente el agrandamiento o hiperplasia benigna de próstata, sino la prostatitis y el cáncer de próstata.

Si bien hay algunos factores que no son controlables, como la edad, la raza y la genética, la alimentación si puede afectar la salud de la próstata en forma positiva o negativamente.

Es bueno que en lugar de café tomes   y si puedes mejor té verde.

  • Tomar Té Verde. Su contenido en polifenoles es fundamental no sólo para la próstata, sino para evitar problemas de corazón, prevenir caries, etc.
  •  Tomates y más tomates

Una nueva investigación de las universidades de Bristol, Cambridge y Oxford ha determinado que comer diez raciones de tomate a la semana (fresco, triturado, en cremas, salsas, etc) reduce en un 18% el riesgo de desarrollar la forma más común de cáncer masculino.

Aunque serán necesarios más estudios para confirmar estos resultados, los hombres deberían incluir en su dieta, no solo tomate, también toda clase frutas y verduras.

  •  Bastante aceite de oliva extravirgen

Esto por el importante contenido de vitamina E ,ya que su acción antioxidante previene los problemas de próstata. Si combinas estos alimentos con otros ricos en selenio, el efecto será mayor. Las fuentes vegetales de selenio son las legumbres, los frutos secos, las semillas y los cereales integrales. Aunque las fuentes más abundantes son animales: carne magra, las vísceras y los mariscos.

  •  Vitamina D

Los suplementos de vitamina D podrían retrasar o incluso revertir el avance de los tumores de próstata menos agresivos o de bajo grado, sin la necesidad de cirugía o radiación, según un estudio de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur (EE.UU.). La mejor forma es la Vitamina D3 (colealciferol) y las dosis actualmente recomendadas son de 5.000 IU diarias

A pesar de que la mejor forma de obtener vitamina D es a través de la exposición a los rayos solares, hay regiones en donde es casi imposible, y en donde es posible, el uso de bloqueadores solares no permiten la absorción. Por la alimentación (arenque, sardinas y atún) se puede conseguir algo, pero nosotros recomendamos adquirirla mediante suplementos de casas reconocidas.

  •  Reduzca al mínimo el consumo de fritos

El consumo de alimentos fritos en aceite abundante se asocia con un mayor riesgo de cáncer de próstata, según han demostrado investigadores del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson de EE UU.

Los investigadores sospechan que cuando el aceite se calienta a las temperaturas elevadas necesarias para freír los alimentos, se forman compuestos potencialmente carcinógenos como la acrilamida.

  •  Consuma vino tinto

Un estudio del Centro de Investigación sobre el Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle, encontró que el consumo de entre cuatro y siete vasos de vino tinto por semana reduce en un 50% las probabilidades de padecer cáncer de próstata.

Una razón es te beneficio podría estar relacionada con el contenido de flavonoides y resveratrol, sustancias que no están presentes en otras bebidas alcohólicas.

  •  Incluye soya en tu menú

Un metaanálisis que repasa 30 estudios realizados hasta mayo de 2017 concluye que el consumo de soya se asocia a un menor riesgo de cáncer de próstata.

Los investigadores concluyeron que entre los hombres que consumen más soja el riesgo de cáncer de próstata se podía llegar a reducir en un 29%.

Una de las razones es que la soya contiene betasitosterol, elemento que ha demostrado inhibir la 5-alfareductasa, promotora de la conversión de testosterona en dihidrotestosterona, causante en gran medida del agrandamiento de la próstata.8.

  •  Elimina el azúcar de tu dieta

La ingesta de azúcares, siropes, mieles y endulzantes artificiales, ya sea solos o como ingrediente de algún alimento elaborado como las bebidas azucarada, deben eliminarse de tu dieta.

Un estudio publicado por la FASEB (Federation of American Societies For Experimental Biology) relaciona el consumo regular de bebidas azucaradas y alimentos procesados con un riesgo tres veces superior de padecer cáncer de próstata.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.