Resuelva Todas Las Dudas Sobre Su Próstata


QUÉ ES LA PRÓSTATA?

La próstata es un glándula del tamaño de una nuez (3 cm de diámetro), con aproximadamente 20 gramos de peso y presente sólo en el sexo masculino.

EN DONDE ESTÁ LOCALIZADA?

La glándula de la próstata se encuentra justo debajo de la vejiga y encima de los músculos del suelo pélvico. El recto se encuentra detrás de la próstata, lo que hace posible sentir esta glándula desde el recto, utilizando un dedo. Los conductos en la glándula prostática pasan a través de la misma hacia la uretra.

QUE FUNCIÓN TIENE?

La función más importante de la próstata es la producción de un fluido que, junto con los espermatozoides formados en los testículos, y con los fluidos procedentes de otras glándulas, constituyen el semen. Los músculos de la próstata ayudan a asegurar que el semen sea presionado con fuerza hacia la uretra, saliendo expulsado al exterior durante la eyaculación.

  • Una parte del semen se produce en la próstata. Junto con los espermatozoides producidos en los testículos, el líquido procedente de la vesícula seminal y de las secreciones liberadas por otra glándula del tamaño de un guisante, situada debajo de la próstata (la glándula bulbouretral), el líquido de la próstata conforma el semen. Todos estos fluidos se mezclan juntos en la uretra.
  • La secreción prostática es importante para el funcionamiento adecuado de los espermatozoides, y por lo tanto, para la fertilidad del hombre. El líquido lechoso contiene muchas enzimas, como el antígeno especifico de la próstata. Esta enzima vuelve el semen más ligero.

La hormona como substancia espermicida asegura la movilidad de las células espermáticas.

COMO ESTÁ CONFORMADA LA PRÓSTATA?

El tejido de la glándula prostática puede ser dividido en tres zonas diferentes. A continuación las citaré, de la más interna a la más externa, las cuales rodean la uretra como las capas de una cebolla:

  • La zona de transición se encuentra dentro de la glándula y es la parte más pequeña de la próstata (aproximadamente el 10%). Rodea la uretra entre la vejiga y el tercio superior de la uretra.
  • La zona central rodea la zona de transición y constituye un cuarto de la masa total de la próstata. Este es el lugar donde se encuentra el conducto común a la próstata, el conducto seminal y las vesículas seminales. El conducto también es conocido como el conducto eyaculatorio.
  • La zona periférica representa la parte principal de la glándula prostática – aproximadamente el 70% de la masa de tejido forma parte de la zona periférica.

QUÉ ES LA HIPERPLASIA BENIGNA DE PRÓSTATA?

Los tejidos de la zona de transición tienden a someterse a un crecimiento benigno en la vejez (no cancerígeno). El término médico para esto es hiperplasia prostática benigna o HBP). Si este tejido ejerce presión contra de la vejiga y de la uretra, puede conducir a padecer dificultades urinarias. Este es un problema común en los hombres mayores. Por su parte, los tumores cancerígenos suelen desarrollarse mayormente en la zona periférica

SÍNTOMAS DE LA HIPERPLASIA BENIGNA PROSTÁTICA

El aumento de la próstata en sí no es un problema. El problema está en el hecho de que la próstata se encuentra anatómicamente localizada junto a algunas estructuras del tracto urinario, principalmente la uretra. El aumento de la próstata comprime la uretra y dificulta la salida de la orina, pudiendo incluso causar obstrucción, hidronefrosis (acumulación de orina en el riñón) e insuficiencia renal.

Los síntomas de la hiperplasia benigna prostática están relacionados a la obstrucción de la uretra. Las primeras señales son la pérdida de fuerza del chorro urinario y la necesidad de orinar frecuentemente.

Explicando: la próstata aumentada comprime la uretra e impide el drenaje de la orina. La mayoría de las veces esa obstrucción es parcial y permite que algún volumen de orina pase, principalmente cuando la vejiga está llena y la presión consigue vencer la resistencia causada por la próstata aumentada. Sin embargo, cuando el nivel de orina dentro de la vejiga disminuye, la presión cae y el chorro, que ya es débil, se interrumpe. El resultado final es una vejiga que ya no logra vaciarse por completo, quedando siempre con alguna orina en su interior. Por eso, el paciente siente ganas de orinar frecuentemente, pero sólo logra eliminar pequeños volúmenes.

Cuando no hay un vaciamiento completo de la vejiga, un gran volumen de orina queda retenido, favoreciendo el crecimiento de bacterias en su interior, ya que el chorro urinario expulsa buena parte de los microorganismos presentes en la orina. En los pacientes con hiperplasia benigna de próstata, hay siempre una «laguna» de orina para que las bacterias se reproduzcan. No es de extrañar que la cistitis (infección de la vejiga), rara en hombres hasta los 45-50 años pase a ser un diagnóstico común en hombres de la tercera edad. El hecho de que la orina quede retenida dentro de la vejiga también favorece la formación de cálculos (piedras) en su interior.

Conforme la próstata crece, la uretra queda más comprimida, hasta el punto de que pueda haber una completa obstrucción del paso de la orina. La orina que no es drenada se acumula en las vías urinarias y acaba por afectar a los riñones, lo que lleva a la hidronefrosis (dilatación de los riñones). El resultado final es la insuficiencia renal grave, pudiendo haber necesidad de hemodiálisis de urgencia.

Cabe destacar que no es necesaria la suspensión completa de la orina para tener una grave lesión en los riñones. El paciente puede orinar y aun así estar con obstrucción e hidronefrosis grave. Basta que tenga un ritmo de eliminación de orina menor de la producida por los riñones.

Cuanto mayor es el tiempo en que los riñones quedan obstruidos y llenos de orina, menor es la posibilidad de recuperación después de la desobstrucción del flujo. Después de 7-10 días de hidronefrosis, comienzan a surgir lesiones irreversibles en los riñones, un proceso que se completa después de 3-4 meses de obstrucción, época en que probablemente el enfermo permanecerá dependiente de hemodiálisis, incluso cuando ya esté corregido el problema.

Resumiendo los síntomas de la hiperplasia prostática benigna:

  • Dolor o dificultad para orinar.
  • Chorro urinario débil.
  • Necesidad de orinar pequeños volúmenes con gran frecuencia.
  • Incapacidad de vaciar la vejiga completamente
  • Infección urinaria.
  • Cálculo de vejiga.
  • Insuficiencia renal en los casos de grave obstrucción e hidronefrosis.

Como muchos pacientes con aumento de la próstata e hidronefrosis aún logran orinar, es frecuente que los mismos no busquen ayuda médica temprana, lo cual va en detrimento de sus síntomas urinarios. Este comportamiento torna el cuadro mucho más grave, y muchas veces el paciente acaba por tener que ir a un hospital, tiempo después, con un cuadro de insuficiencia renal avanzada.

Es importante que cualquier adulto mayor, a la primera señal o síntoma de crecimiento de la próstata, sea evaluado por un urólogo.

Grados de HIPERPLASIA PROSTÁTICA BENIGNA

Como ya hemos mencionado en el apartado anterior, mediante el tacto rectal el urólogo puede determinar el grado de hipertrofia prostática con el tacto rectal, algo que confirmará la ecografía prostática. El tamaño habitual de la próstata es de 2 x 3 centímetros, con un volumen de 20 centímetros cúbicos y la forma de una castaña. Dependiendo del aumento de tamaño que haya sufrido la próstata podemos diferenciar entre:

  • Hipertrofia prostática grado 1: En este caso, el tamaño de la próstata se ha duplicado, llegando hasta los 40 cc. En estos casos y dependiendo de cada paciente, es posible tratarlo con fármacos si presenta síntomas.
  • Hipertrofia prostática grado 2: Se considera hipertrofia prostática de grado 2 en los casos en que la próstata sea tres veces mayor de lo normal. Aproximadamente 60 cc
  • Hipertrofia prostática grado 3: La hipertrofia benigna de grado 3 es cuando el tamaño de la próstata es cuatro veces mayor al habitual. Aproximadamente 80 cc
  • Hipertrofia prostática grado 4: Por último, si el tamaño de la próstata del paciente es tan grande que el médico no puede determinar los límites de la misma será considerado hipertrofia prostática de grado 4.

Dependiendo del tamaño de la próstata y de los niveles de PSA en sangre se procederá a realizar alguna prueba adicional, como una biopsia en el caso de que los niveles de PSA en sangre fueran muy altos, o se recomendará al paciente algún tipo de tratamiento. Asimismo, a no ser que el paciente presenta un elevado nivel de PSA, si el paciente no presenta síntomas ni molestias a causa de la hipertrofia prostática no será necesario ningún tratamiento, simplemente un control con revisiones periódicas.

SE PUEDE PREVENIR EL AGRANDAMIENTO?

Si bien es normal el crecimiento de la próstata especialmente después de los 40 años y acentuado aún más después de los 60 años, con factores genéticos que predisponen al crecimiento hay ciertas pautas que se pueden seguir para que el crecimiento no sea tan acelerado:

  1. Mantener una alimentación alejada de las grasas y el alcohol
  2. Realizar ejercicio periódicamente, especialmente caminar.
  3. Ayudarse con suplementos de Vitamina D3 de 5.000 IU, Zinc y Selenio. Igualmente ayudarse con Betasitosteroles que se encuentran en la nueces o en suplementos, pues estos evitan que la Testosterona se convierta en Dihidrotestosterona, ésta última demostrada causante del agrandamiento de la próstata.

La vitamina D3 de 5.000 IU, el Zinc y el Selenio tienen estudios demostrados sobre la prevención del cáncer de próstata.

Qué es la prostatitis?

La prostatitis es una inflamación de la próstata. Comprende un conjunto de síndromesenfermedades y trastornos funcionales que afectan a la próstata o al área perineal con una sintomatología similar y con una etiología en algunos casos desconocida.

Suele aparecer en adultos jóvenes o varones de edad media. Es la infección urinaria más frecuente en el varón entre la segunda y cuarta décadas de la vida.

Para el diagnóstico se recurre a análisis de orina, de sangre, tacto rectal con masaje prostático para la obtención de secreción prostática, ecografía transrectal de próstata y en pocos casos se recurre a la biopsiaTAC o RMN.

Tipos de prostatitis

Existen distintos tipos de prostatitis:

Prostatitis aguda

La prostatitis aguda es un tipo de infección bacteriana aguda frecuente, que se diagnostica fácilmente y que suele responder bien al tratamiento antibiótico. El cuadro clínico se caracteriza por aparición súbita con fiebre alta, escalofríos, malestar general, lumbalgias e intensas molestias miccionales que pueden llegar a la retención aguda de orina.

En la orina es frecuente encontrar piuria, bacteriuria y hematuria. Al tacto rectal la próstata está blanda, dolorosa y congestiva; puede aparecer exudado purulento por meato uretral. Debe evitarse un tacto rectal agresivo por la posibilidad de una sepsis. En plasma el nivel de PSA suele estar elevado.

Los gérmenes comunes encontrados en los cultivos son Escherichia coliEnterococoKlebsiella pneumoniaeProteus mirabilisPseudomona aeruginosa y Staphilococus aureus. La infección cede rápidamente con antibióticos que se deben mantener un tiempo relativamente largo entre seis y ocho semanas.

La prostatitis aguda bacteriana puede estar originada por una enfermedad de transmisión sexual, aunque también es muy frecuente en los pacientes con hiperplasia benigna de próstata, tras una infección urinaria.

Tiene una incidencia de 1-2 casos cada 10.000 varones.

Prostatitis crónica

La prostatitis crónica se caracteriza por síntomas que tienen un inicio insidioso con polaquiuria y urgencia miccional, sensación de “quemazón” uretral o disuria y a veces febrícula, a lo largo de meses en la mayoría de los pacientes.

A menudo hay enrojecimiento del meato uretral y de la mucosa circundante, y algo de secreción indicativa de uretritis. Muchos pacientes refieren chorro miccional fino y goteo postmiccional; dolor vago impreciso de variable intensidad y la sensación de frialdad o pesadez perineal es una manifestación común en estos pacientes. La localización que repiten es en el periné profundo, áreas inguinales, suprapúbico, escroto y pene; todo de manera muy vaga e imprecisa. El dolor al final de la eyaculación o la hemospermia también se repite en sus manifestaciones y puede alterar su vida sexual.

Al tacto rectal aparece una próstata blanda o fibrótica, a veces con cierta crepitación y consistencia granular debido a la presencia de gránulos. A veces en la gran mayoría de los pacientes el tacto rectal es normal. En la secreción prostática pueden aparecer leucocitos polimorfonucleares y macrófagos. A menudo también hay abundante descamado de células epiteliales de los acinis o ductos prostáticos. El masaje prostático produce una secreción de entre 0,1 y 1 cm³. Para evitar la contaminación de la uretra, se le pide al paciente que orine antes del masaje.

La secreción es exprimida y extendida sobre un porta, teñida y observada al microscopio.

La biopsia de próstata no está indicada en el diagnóstico del paciente sospechoso de prostatitis crónica, ya que ésta es usualmente focal y no palpable. Sí está indicada cuando se palpan áreas sospechosas (para diferenciar un tumor de una prostatitis crónica granulomatosa, por ejemplo).

La prostatitis bacteriana crónica se caracteriza por la presencia en la fracción prostática, orina postmasaje o semen, de una o más bacterias gramnegativas que no crecen en las fracciones inicial o media de la orina.

Los microorganismos identificados en la prostatitis bacteriana crónica son:

  • Bacilos aerobios gramnegativos: Escherichia coli; enterobacter; Pseudomonas; Klebsiellas.
  • El papel de los bacilos grampositivos es dudoso.
  • Sigue habiendo debate con Ureaplasma urealyticum un microorganismo ampliamente distribuido en el tracto reproductor masculino– y Clamidia tracomatis ya que se ha demostrado que es causante de la mayoría de uretritis y epididimitis en varones por debajo de los 35 años. Se han encontrado asimismo elevados niveles de IgA específica para clamidias en el 45% de los eyaculados de varones con síntomas de prostatitis no bacteriana.

La prostatitis crónica puede deberse a una prostatitis bacteriana que no se ha curado bien, a una inflamación crónica de la próstata o al estrés (que contrae los músculos del suelo pélvico) y la actividad sexual irregular de forma continuada, con la retención de la eyaculación.

Prostatitis crónica no bacteriana y prostatodinia

La prostatitis abacteriana es la presencia de polimorfonucleares en la secreción prostática visualizados al microscopio, con cultivos negativos.

La prostatodinia no presenta ni polimorfonucleares ni cultivo positivo. La mayoría de los pacientes que consultan al médico presentan prostatitis abacteriana y prostatodinia.

La prostatodinia es un síndrome de prostatitis en un varón joven en el que repetidas veces el exudado prostático es negativo para polimorfonucleares. Presenta sintomatología típica y ha seguido infinidad de tratamientos. Estos pacientes sufren de molestias en el periné, o dolor en pene, testículos, área perianal, escroto, suprapúbico, etc. durante la micción o fuera de ella. En estudios urodinámicos se observa una anormal contractura del esfínter externo –estriado– de la uretra, flujos miccionales bajos y disinergia detrusoresfínteriana (ausencia de relajación del esfínter durante la micción). Este trastorno se cree que está relacionado con una mialgia por tensión del suelo pelviano, dependiente del estímulo simpático. También llamado síndrome de la vejiga ansiosa, afecta a varones excesivamente ansiosos. Su patogenia no está completamente clara, pero se sabe que responden bien al tratamiento con a1-bloqueadores y que al suspender el mismo empeoran. No hay duda de que algunos individuos responden al estrés, ansiedad y depresión con dolor y malestar en el área genitourinaria.

Qué es el Antígeno Prostatico Específico  Psa?

El antígeno prostático específico (frecuentemente abreviado por sus siglas en inglés, PSA) es una sustancia protéica sintetizada por células de la próstata. Su función es la disolución del coágulo seminal. Es una glicoproteína cuya síntesis es exclusiva de la próstata. Una pequeñísima parte de este PSA pasa a la circulación sanguínea de hombres enfermos, y es precisamente este PSA que pasa a la sangre, el que se mide para el diagnósticopronóstico y seguimiento del cáncer —tanto localizado como metastásico— y otros trastornos de la próstata, como la prostatitis. Los niveles normales en sangre de PSA en los varones sanos son muy bajos, del orden de millones de veces menos que en el semen, y se elevan en la enfermedad prostática. Los valores de referencia para el PSA sérico varían según los distintos laboratorios, aunque el valor normal aceptado actualmente es de hasta 4,0 ng/ml. Su producción depende de la presencia de andrógenos y del tamaño de la glándula prostática.

Niveles de PSA

Los niveles normales de PSA dependen de la edad:

EDAD NIVELES
De 40-49 años 0.0-2.5 ng/ml
De 50-59 años 0.0-3.5 ng/ml
De 60-69 años 0.0-4.5 ng/ml
De 70-79 años 0.0-6.5 ng/ml

La elevación del PSA puede ser debido a una infección a una hipertrofia benigna de próstata o a un traumatismo de la misma. Lo más representativo para asociar el nivel de PSA y el cáncer de próstata es observar una elevación de 0.75 ng/ml o mayor en 1 año.
También debe servir para observar la evolución del tratamiento del cáncer de próstata, ya que si el nivel se eleva tras una prostatectomía es indicativo de que persiste tejido maligno o una recurrencia del mismo.

Que son los cálculos en la vejiga?

Los cálculos en la vejiga son acumulaciones duras de mineral. Estos se forman por la cristalización de la orina.

Causas

Los cálculos en la vejiga son más frecuentemente causados por otro problema del sistema urinario, tal como:

Casi todos los cálculos en la vejiga ocurren en hombres. Los cálculos en la vejiga son mucho menos frecuentes que los cálculos renales.

Los cálculos en la vejiga pueden ocurrir cuando la orina en la vejiga es concentrada. Los materiales en la orina forman cristales. Estos también pueden resultar de cuerpos extraños en la vejiga.

Síntomas

Los síntomas ocurren cuando el cálculo irrita el revestimiento de la vejiga. Los cálculos también pueden bloquear el flujo de orina desde la vejiga.

Los síntomas pueden incluir:

La pérdida de control sobre la orina también puede ocurrir con cálculos en la vejiga.

La HBP y la disfunción erectil

Durante los últimos años se han publicado numerosos estudios que demuestran que la presencia de problemas de próstata, están relacionados con mayor riesgo de aparición de problemas de erección. Cuanto más graves son los síntomas de hiperplasia de próstata más frecuente y más grave es la presencia de problemas de erección.

Aún no se conoce exactamente cuál es el mecanismo por el que ambas enfermedades están relacionadas, pero podría existir un nexo de unión relacionado con los problemas vasculares –en ambas enfermedades existe una lesión arterial que estaría relacionada con su aparición.

La importancia de esta asociación radica en el descubrimiento de cómo un factor local -la HBP y sus síntomas miccionales asociados- puede producir un problema de erección. En segundo lugar, nos permite relacionar dos enfermedades (la HBP y los problemas de erección) que a su vez pueden reflejar problemas de salud general como el síndrome metabólico o las enfermedades cardiovasculares. En último lugar, nos permite dar un enfoque más integral a los problemas masculinos, entendiendo las causas y las inter-relaciones de los problemas que afectan al hombre adulto, como los problemas de próstata y los problemas de erección.

Tanto los problemas de próstata como la disfunción eréctil producen un gran impacto en la calidad de vida, por lo que es importante diagnosticarlas y tratarlas de manera óptima. La mejor estrategia para diseñar el mejor tratamiento para cada hombre es conocer qué problemas pueden afectarle y tratar de ofrecerle la opción terapéutica con el riesgo/beneficio más ventajoso teniendo muy en cuenta sus preferencias personales. 

Qué es el tacto rectal?

El tacto rectal es un tipo de exploración que realiza el médico a los pacientes cuando puede proporcionar información sobre su estado de salud. Es una exploración clínica, es decir, consiste en un examen físico realizado directamente por el médico, sin necesidad de aparatos o técnicas sofisticadas. Para ello el médico introducirá un dedo a través del ano y palpará el interior del final del tubo digestivo, el recto, en busca de signos patológicos de interés. No sólo se puede explorar el recto, gracias a la anatomía de la zona se puede palpar indirectamente la próstata en el varón y la pared vaginal posterior en la mujer.

Aunque parece una prueba agresiva, el tacto rectal es indoloro, dura unos segundos, y resulta tremendamente útil. Es una prueba que se realiza con mucha frecuencia, tanto en la consulta del médico como en las urgencias de cualquier hospital. Permite el diagnóstico de enfermedades digestivas, oncológicas y urológicas, que en muchos casos serían enfermedades fatales si no fuese por su detección precoz gracias al tacto rectal. Es por este motivo por lo que el tacto rectal no sólo se realiza en una especialidad en concreto, sino que se trata de una prueba de medicina general que puede realizar cualquier médico de atención primaria, y también con bastante frecuencia los urólogos y los gastroenterológos.

Por todo ello no se debe tener miedo al tacto rectal, su mala prensa no es merecida, y tiene un papel clave en la medicina. En ocasiones no basta con realizar un tacto rectal sencillo o éste indica que algo no va bien, y se debe valorar la utilización de otras técnicas más complejas como la rectoscopia, la sigmoidoscopia o la colonoscopia, todas las cuales consisten en visualizar el interior del tubo digestivo a través de tubos flexibles provistos de cámaras.cómo afecta el sexo la hiperplasia benigna de próstata?C

Según la medicina la masturbación es beneficiosa porque limpia el conducto de la próstata, ya que al limpiar mantiene a la próstata protegida de cualquier infección o bacteria que se acumule en ella. Por eso hasta a los casados se le recomiendan que lo hagan, para así mantener el sistema limpio de cualquier infección que se convierta en cancer. 

Qué es una biopsia de próstata

La biopsia de próstata es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se perfora la próstata usualmente a través del recto y se obtiene tejido prostático para ser estudiado por el patólogo en busca de cáncer. Aún se emplea pese a que hay muchísima controversia entre los médicos respecto a si debe realizarse o nó.

Los médicos que no son partidarios de la realización de la biopsia aducen que  como sólo el 1% de la glándula es examinada en biopsia, la posibilidad de detectar cáncer es del 1%, si no hubiese errores o resultados dudosos en la lectura. Sin embargo también aducen que son más las consecuencias negativas especialmente por infecciones que se puedan presentar que pueden ser potencialmente graves.

Hay dos técnicas para efectuar la biopsia prostática y en ambas se utiliza una aguja compuesta por una varilla terminada en punta, y que se desliza dentro de un cilindro delgado. Al girar o al retroceder el segmento interno dentro del cilindro se produce el corte.

La técnica más común es introducir una aguja flexible acoplada a una sonda ecográfica a través del ano, y atravesar con la aguja la pared del recto hasta llegar a la próstata.

El otro método usa una aguja rígida perforando en el espacio que hay entre el escroto y el ano, atravesando los tejidos hasta llegar a la próstata, usando la guía de una sonda ecográfica introducida en el recto y colocada paralelamente a la aguja.

En ambos casos se utiliza una pistola ya sea de resorte o movida por aire comprimido,  que dispara la parte interna de la aguja hacia adelante para luego retrocederla y cortar el tejido prostático durante el retroceso. Actualmente ya son comunes biopsias de 24 o más disparos.

Tipos de operación de la próstata

Se pueden distinguir dos modalidades básicas de tratamiento quirúrgico de la próstata. Una es la resección transuretral de la próstata (RTU Próstata) y otra es la cirugía abierta de la próstata o adenomectomía de la próstata.


La cirugía es con gran diferencia el mejor tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata. Su misión principal es eliminar el aumento de tejido que se ha producido con los años y por tanto eliminar esa obstrucción a la salida de la orina de la vejiga.


Fundamentalmente el criterio de elección depende del tamaño de la próstata. En próstatas grandes es mejor la cirugía abierta porque permite mejor la extirpación de la misma. Otros factores decisivos son el estado general del paciente: en pacientes con problemas de corazón es mejor la resección transuretral, la edad del paciente, etc.

Ambas técnicas tradicionales conllevan un riesgo significativo de complicaciones y requieren una hospitalización de entre 3 y 10 días.


En los últimos años ha surgido un tratamiento que ha revolucionado el tratamiento de la HBP: el láser verde KTP.



QUÉ DIFERENCIAS FUNDAMENTALES HAY ENTRE LOS DOS TIPOS DE CIRUGÍA?


La mayor diferencia está en que la resección transuretral de la próstata no necesita “abrir” al paciente sino que se realiza a través de la uretra mientras que la prostatectomía abierta se realiza mediante la apertura de la parte baja del abbomen para llegar a la próstata.

Cuando me operan me quitan toda la prostata?


En absoluto. Cuando usted es sometido a una intervención quirúrgica de hiperplasia benigna de próstata tanto por cirugía abierta como endoscópica se elimina únicamente el exceso de tejido que ha crecido. A modo de ejemplo es como si su próstata fuese una naranja, lo que se procede a eliminar es la naranja pero la “cáscara” o piel permanece. También esto tiene implicaciones porque en esa piel que permanece puede surgir un cáncer de próstata por lo que tendrá que seguir revisiones prostáticas conti­­­nuas.

después de operarme de la próstata me puede volver a crecer?


Sí, es posible. Aunque es infrecuente  con los años puede usted volver a tener problemas de sintomatología prostática.

Qué tipos de medicamentos alopáticos hay para mejorar los síntomas de hiperplasia de próstataQ

A grandes rasgos hay dos tipos de medicamentos para tratar y aliviar los síntomas de HBP:

  1. Alfabloqueadores
  2. Inhibidores de la 5-Alfa Reductasa

Los medicamentos Alfabloqueadores ayudan a relajar los músculos en la base de la vejiga y aumentan la capacidad del hombre para orinar. Aproximadamente el 70 por ciento de los hombres experimentan mejoras en sus síntomas a partir de unos días o semanas tras haber comenzado a consumir estos medicamentos.

La parte negativa es que los bloqueadores alfa pueden provocar mareos, fatiga o hipotensión. Normalmente los bloqueadores alfa que más se prescriben incluyen tamsulosina, alfuzosina, doxazosina y terazosina.

Los Inhibidores de la 5-Alfa Reductasa bloquean esta enzima evitando que la Testosterona se convierta en Dihidrotestosterona, que es la causante del agrandamiento de la próstata. Estos fármacos pueden reducir el tamaño de la próstata y mejorar el flujo de orina.

Las desventajas de este tipo de fármacos son que se pueden tardar entre dos y tres meses en comenzar a actuar, y que pueden causar alguna disfunción eréctil en aproximadamente el 4 por ciento de los hombres que lo toman. Los bloqueadores de testosterona comúnmente prescritos, incluyen el  finasteride y el dutasteride.

Estudios recientes sugieren que la combinación de los bloqueadores alfa con los bloqueadores de la 5-Alfa Reductasa pueden dar mejores resultados que los fármacos de forma aislada.

Cuáles son los medicamentos naturales más efectivos para mejorar los síntomas de HBP.

La medicina natural ha contribuido eficazmente en el tratamiento de la HBP. Hay muchos estudios al respecto pero aquellos que han mostrado efectos positivos en la salud de la próstata están relacionados con el tipo de medicamentos Inhibidores de la 5-Alfa Reductasa.

Los que más efectos positivos han mostrado son:

  1. Los BETASITOSTEROLES
  2. El Saw Palmetto
  3. La Ortiga Verde, también conocida como Urtica Dioica o Stinging Nettle
  4. Las Semillas de Calabaza
  5. La Cúrcuma

Qué son las infecciones urinarias?

La infección de orina está provocada por la invasión de microorganismos en el tracto urinario. Puede producirse por dos vías diferentes: por el extremo inferior de las vías urinarias (abertura en la punta del pene o de la uretra, según se trate de un hombre o de una mujer), que es el caso más frecuente; o bien a través del flujo sanguíneo, en cuyo caso la infección afecta directamente a los riñones.

Las infecciones de las vías urinarias más habituales son las producidas por bacterias, aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos. De muchas de ellas es responsable la bacteria llamada Escherichia coli, que normalmente vive en el intestino. Infección de orina o del tracto urinario son expresiones que engloban diferentes enfermedades infecciosas (producidas por un microorganismo o germen) y que afectan a cualquier parte del sistema urinario (riñón, uréteres, vejiga urinaria o uretra).

¿Quién puede padecer cistitis?

Cualquier anormalidad que provoque una obstrucción del flujo de orina (cálculos renales o en la vejiga, estructuras anómalas, etcétera,) puede inducir a una infección urinaria.

  • Una HBP puede frenar el flujo de orina, por lo que incrementa el riesgo de infección.
  • Las personas sometidas a exámenes mediante tubos o catéteres o que necesitan sondas pueden desarrollar más fácilmente infecciones procedentes de dichos instrumentos.
  • Los mayores se ven afectados por este tipo de infecciones con mayor frecuencia, así como las que sufren una disminución del sistema nervioso, que les impide controlar la vejiga a voluntad.
     
  • Por otra parte, cualquier desorden que produzca una supresión en el sistema inmune incrementa el riesgo de sufrir una infección urinaria, ya que este sistema es el encargado de mantener a raya los microorganismos patógenos responsables de las infecciones.
     
  • También se dan en bebés nacidos con alguna deformación del tracto urinario, que a menudo han de ser corregidos mediante cirugía.

Causas

La causa más frecuente en los varones, de infecciones a repetición, es una infección bacteriana persistente en la próstata. Las mujeres contraen con frecuencia infecciones de la vejiga después de una relación sexual, probablemente porque la uretra ha sufrido contusiones durante la misma. En casos muy particulares, las infecciones repetidas de la vejiga en las mujeres son originadas por una conexión anómala entre ésta y la vagina.

Síntomas

El cuadro clínico de la cistitis puede variar en función de la zona en la que se presente la infección. Los síntomas son:

  • Necesidad urgente y frecuente de orinar.
  • Picazón o quemazón en la uretra al orinar.
  • Enrojecimiento de la vulva y picor vaginal (en las mujeres).
  • Dolor al orinar y en las relaciones sexuales.
  • Color turbio, lechoso (espeso) o anormal de la orina.
  • Aparición de sangre en la orina.
  • Fiebre y escalofríos (la fiebre puede significar que la infección ha alcanzado los riñones).
  • Vómitos y náuseas.
  • Dolor en el costado o espalda (indica infección en los riñones).
  • A menudo, las mujeres sienten una ligera presión por encima del hueso púbico y muchos hombres sienten una dilatación del recto.
  • Estar más irritable de lo normal.

Cómo prevenir naturalemente las infecciones urinarias?

Para prevenir infecciones urinarias es necesario:

  • Mantener una higiene íntima adecuada.
  • Beber suficiente agua para favorecer la diuresis, y así limitar la proliferación de bacterias.
  • Orinar con frecuencia y vaciar completamente la vejiga, porque de esta forma se obstaculiza el crecimiento de los gérmenes presentes en este órgano.
  • Orinar antes y después del coito. Al mantener relaciones sexuales aumentan las posibilidades de que las bacterias pasen a la uretra, y la micción favorece su eliminación.
  • Evitar el uso de espermicidas Estos productos influyen sobre la concentración de lactobacilus en la vagina, alterando el pH y favoreciendo la colonización de patógenos.
  • Tomar jugo de arándano rojo o cápsulas de Cranberry, o cualquier otro alimento que mantenga un pH ácido en la orina, como aquellos ricos en vitamina C -por ejemplo jugo de naranja-, porque dificulta que las bacterias se adhieran a las paredes de la vejiga. 

Con relación al Cranberry, existen evidencias que muestran que contiene unas sustancias anti-adhesivas llamadas Proantocianidinas. La presencia de estas sustancias le confieren una propiedad que hace al cranberry capaz de impedir que las bacterias causantes de la cistitis se adhieran al tracto urinario, especialmente, la bacteria Eschericia Coli. Este mecanismo de acción prevendría la reaparición de las infecciones urinarias. Ayudando a mantener saludable el tracto urinario.

Otros estudios encontraron que el jugo de cranberry o las cápsulas ayudaron a reducir la proporción de infecciones urinarias a repetición en mujeres (la reducción que encontraron fue de un 37 por ciento a 21 por ciento).

Que tipo de alimentación debo tomar si tengo hbp

Cuando tenemos problemas de salud, es posible que se desee comer ciertos alimentos y evitar otros. Los problemas de próstata no son una excepción. Los productos alimenticios que se indican a continuación actúan como alimentos desencadenantes de problemas de próstata y por lo tanto, deben evitarse.

  1. Las carnes rojas y procesadas deben evitarse.
  2. Los alimentos picantes y los alimentos grasos deben ser esquivados, ya que pueden agravar los problemas de la próstata.
  3. Evitar mucha  cafeína y las bebidas frías.
  4. El alcohol también puede empeorar la condición de la HBP por lo tanto, debe evitarse.
  5. Consumir con moderación productos lácteos.

Por el contrario hay alimentos que son muy convenientes para la salud de la próstata:

Tomates:

Los tomates son buenos para la salud de la próstata, ya que contienen un pigmento vegetal llamado licopeno, que es un poderoso antioxidante. El consumo de tomates reduce el agrandamiento de próstata y reduce el riesgo de cáncer de próstata por matar al cáncer que causa las células. También controla el exceso de micción que es uno de los síntomas de un problema de la próstata

Las Semillas de Calabaza:

La presencia de los fitoesteroles y otros compuestos en las semillas de calabaza ayuda en la contracción de la próstata agrandada. También contienen productos químicos que pueden prevenir la conversión de la testosterona en dihidrotestosterona (DHT). Los altos niveles de DHT se asocian con una próstata agrandada. Su consumo facilita problema micción que es un síntoma común de problemas de próstata.

Se puede tomar alrededor. 80 gramos de semillas de calabaza en un día en polvo, en el horno o en una forma cruda. Este es un remedio casero eficaz. Pero cuidado, si tiene exceso de orina, ya que esto podría empeorar el problema.

El té verde:

El té verde es muy saludable y los estudios han demostrado que también es eficaz en el tratamiento de problemas de próstata. Los potentes antioxidantes y algunos otros compuestos en el té verde reducen los problemas de la prostatitis, retrasan el crecimiento de cáncer de próstata y reducen el riesgo de cáncer. El té verde también ayuda a controlar la micción en exceso. Así, el consumo regular de té verde puede ser un gran remedio casero.

La Albahaca:

Todos somos conscientes de las propiedades medicinales de las hierbas de albahaca. Los estudios han demostrado que el consumo de albahaca facilita síntomas de la próstata mediante el tratamiento de una próstata agrandada. Tomando Basilio también se combate el cáncer de próstata y problemas de cáncer. La albahaca tiene propiedades anti-inflamatorias que reducen la inflamación de próstata. Usted puede consumir 1-2 cucharaditas de jugo de albahaca por día o añadir a sus recetas, como las hojas o en polvo.

Cola de caballo

Tomando Cola de caballo para el tratamiento del agrandamiento de la próstata y las infecciones de próstata. Reduce la inflamación del tracto urinario y próstata, facilitando así los síntomas de problemas de próstata. Usted puede cocinar a fuego lento 6 oídos de barbas de maíz por 10 minutos. Luego colar y beber su agua. Esto debe hacerse tres veces a la semana. Otra forma es consumir su té. Es un remedio antiguo y eficaz para el problema de próstata.

Las semillas de ajonjolí:

Las semillas de sésamo o ajonjolí son muy beneficiosas para la salud de la próstata. Las semillas de sésamo ayudan en el tratamiento de problemas de próstata y prevenir el cáncer de próstata. Poner en remojo durante la noche las semillas de sésamo y en la mañana masticar durante unos minutos.

La ortiga:

La ortiga es también un remedio casero eficaz para los problemas urinarios, tales como dolor al orinar, micción frecuente, etc., que son causados ​​debido a una HBP. El uso de la raíz de ortiga no trata a un agrandamiento de la próstata, pero facilita problemas de micción que se producen debido a la ampliación de la próstata. Muchas veces se recomienda el uso de la Ortiga conjuntamente con Betasitosteroles. La Ortiga se consigue en cápsulas con el nombre de Stinging Nettle

Jugo de zanahoria:

Los estudios han demostrado que el jugo de zanahoria es beneficioso en la lucha contra los problemas de próstata tales como prostatitis y cáncer de próstata. Se puede beber un vaso de jugo de zanahoria fresco todos los días para el tratamiento de problemas de próstata. Usted puede combinar el jugo de zanahoria con otros jugos saludables como espinacas o jugo de remolacha.

Cúrcuma:

La cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias potentes que ayudan a reducir el problema de la prostatitis. Los estudios han demostrado que la cúrcuma también ayuda en el tratamiento de cáncer de próstata y reduce el riesgo de padecerlo.

ORINAR SENTADO ES BUENO PARA LA PRÓSTATA?

Estudios, entre ellos los realizados por investigadores del Departamento de Urología del Leiden University Medical Center (LUMC), en Holanda, demostraron que los hombres deberían orinar sentados, ya que es beneficioso para su salud y para tener una vida sexual sana. Para la mayoría de los hombres es natural orinar parados porque se les enseñó que de esta manera serían más masculinos, no tiene nada que ver con sentirse más hombre, pues es solo una costumbre.

Algunos países, como Suecia, ya están comenzando a promover que los hombres orinen sentados ya que tiene sus beneficios.

Ventajas de los hombres al orinar sentados:

1. Es más higiénico ya que no salpicaría en la taza del retrete y esto reduciría el riesgo de infecciones por tocar el baño.

2. Mejora la salud sexual de los hombres, al tener la próstata más relajada.

3. Ayuda a evitar problemas de próstata pues al estar sentado el hombre se puede relajar y no se apura para eliminar la orina y de esta manera no se tensionan los músculos de la vejiga.

Los médicos recomiendan a las personas mayores que utilicen este método, pues es beneficioso para su salud, además su pareja quedará más contenta pues su baño estará más limpio.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.