Cálculos en la vejiga

Los cálculos vesicales o cálculos en la vejiga son masas duras de minerales que se encuentran en la vejiga. Se desarrollan cuando los minerales en la orina concentrada se cristalizan y forman piedritas. Esto la mayoría de la veces sucede cuando no hay vaciamiento completo de la vejiga, uno de los sintomas de Hiperplasia Benigna de Próstata.
Los cálculos vesicales pequeños pueden pasar sin tratamiento y se expulsan con la orina, pero a veces necesitan medicamentos o cirugía. Si no se tratan, los cálculos vesicales pueden provocar infecciones y otras complicaciones.
Los cálculos en la vejiga, incluso los más grandes grandes, no suelen causar muchos problemas pero si un cálculo irrita la pared de la vejiga o bloquea el flujo de orina, los signos y síntomas pueden incluir los siguientes:
· Dolor en la parte inferior del abdomen
· Dolor al orinar
· Micción frecuente
· Dificultad para orinar o interrupción del flujo de orina
· Hematuria o Sangre en la orina
· Orina turbia o de un color oscuro anormal

Algunas infecciones pueden derivar en cálculos en la vejiga. A veces, una afección subyacente que afecta la capacidad de la vejiga para retener, almacenar o eliminar la orina puede dar lugar a la formación de dichos cálculos. Cualquier material extraño presente en la vejiga tiende a causar cálculos vesicales.
Las afecciones más frecuentes que causan cálculos vesicales son las siguientes:
· Hiperplasia o Agrandamiento de la próstata. Un agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna o HPB) puede causar cálculos vesicales en los hombres. El agrandamiento de la próstata puede obstruir el flujo de orina e impedir que la vejiga se vacíe completamente.
· Nervios deteriorados. Por lo general, los nervios transmiten mensajes del cerebro a los músculos de la vejiga y les ordenan que se contraigan o se relajen. Si estos nervios se dañan (por un accidente cerebrovascular, por una lesión de la médula espinal o por otro problema de salud) es probable que la vejiga no se vacíe completamente. Esto se conoce como vejiga neurogénica.

Otras causas posibles de cálculos vesicales incluyen lo siguiente:
· Inflamación. La inflamación de la vejiga, algunas veces causada por infecciones de las vías urinarias o radioterapia en la pelvis, puede llevar a que se presenten cálculos vesicales.
· Dispositivos médicos. Las sondas vesicales, tubos delgados insertados a través de la uretra para ayudar a drenar la orina de la vejiga, pueden causar cálculos vesicales. También lo pueden hacer los objetos que accidentalmente se desplazan a la vejiga, como un dispositivo anticonceptivo o un stent urinario. Los cristales minerales, que más tarde se convierten en piedras, tienden a formarse en las superficies de estos dispositivos.
· Cálculos renales. Los cálculos que se forman en los riñones son diferentes de los que se forman en la vejiga. Se desarrollan de diferentes maneras,pero los cálculos renales pequeños pueden viajar por los uréteres hasta la vejiga y, si no se expulsan, pueden convertirse en cálculos vesicales.
·
Factores de riesgo
Los hombres, especialmente los mayores de 50 años, tienen más probabilidades de padecer cálculos en la vejiga, en gran medidad por el agrandamiento de la próstata
Además, se puede aumentar el riesgo de tener cálculos en la vejiga por:
· Una obstrucción. Cualquier afección que bloquee el flujo de orina desde la vejiga hasta la uretra, el tubo que lleva la orina hacia fuera del cuerpo, puede provocar la formación de cálculos vesicales. Existen varias causas, pero la más común es el agrandamiento de la próstata.
· Lesión de los nervios. Accidente cerebrovascular, lesiones en la médula espinal, enfermedad de Parkinson, hernia de disco y otros problemas pueden dañar los nervios que controlan la función de la vejiga.
Es posible que se presente daño nervioso y una afección que cause la obstrucción de la salida de la vejiga. El hecho de tenerlos juntos aumenta aún más el riesgo de padecer cálculos.
Los cálculos en la vejiga que no se eliminan, incluso los que no causan síntomas, pueden causar complicaciones, como las siguientes:
· Problemas crónicos de la vejiga. Los cálculos en la vejiga no tratados pueden causar dificultades urinarias a largo plazo, como dolor o necesidad de orinar con mayor frecuencia. Los cálculos en la vejiga también se pueden alojar en la abertura por donde pasa la orina de la vejiga a la uretra y bloquear el flujo de la orina.
· Infecciones de las vías urinarias. Los cálculos en la vejiga también pueden causar infecciones bacterianas recurrentes en las vías urinarias. Acá normalmente se presenta ardor al orinar
·
Prevención
Los cálculos vesicales generalmente son causados por una afección de fondo que es difícil de prevenir, pero puedes disminuir las probabilidades de tener cálculos vesicales si sigues estos consejos:
· Controlar el crecimiento de la próstata. Los betasitosteroles DETIENEN el crecimiento de la misma.
· Bebe mucha agua. Beber más líquido, especialmente agua, puede ayudar a evitar los cálculos vesicales,
· Evita las grasas
· Evita las bebidas carbonatadas
Has ejercicio

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.